Inglaterra es uno de los países europeos más influyentes del mundo, miles de años de historia descansan bajo los pies de millones de turistas. Reinas, castillos, princesas y  caballeros  la convierten en una de las naciones más visitadas en el  mundo, es como dar un viaje en el tiempo.  Inglaterra  junto con Gales, Escocia y el norte de Irlanda forman el Reino Unido. La capital de Inglaterra es Londres y es de esas ciudades que no necesitan presentación.

 Su cultura:

La cultura de los ingleses es totalmente diferente a la de los países de Latinoamérica, la iglesia de Inglaterra se separó del vaticano formando la religión anglicana la cual es la de mayor presencia entre los ingleses para el día de  hoy. Los ingleses son muy orgullosos de su historia, conservan museos, iglesias, edificios y arquitectura por los siglos de los siglos.

Monarquía: 

Es un país con historia de realeza inglesa pero con una monarquía parlamentaria, conservan su reina pero ella no gobierna. Cabe destacar que en las monarquías parlamentarias son los gobiernos y las cámaras los que tienen el poder.

Su idioma:

Su idioma oficial es el inglés, idioma hablado por millones de personas en el mundo, aunque se ve una gran variedad lingüística a diario en las calles  gracias a la cantidad de inmigrantes. London es una ciudad ideal para aprender el inglés británico, ya que cuenta con programas de educación para los extranjeros. Los idiomas que podrás escuchar más en Londres son el turco, el polaco y el español, se vale recordar que no se manejan de manera oficial sino a nivel cotidiano entre los habitantes de dicha ciudad.

Gastronomía:

La comida típica de Inglaterra está influenciada por la china, la india y la de otros países europeos, cosa por la que no debes preocuparte ya que la mayoría de los restaurantes están adaptados al turismo. La comida de este país es muy sencilla y solo usan productos naturales.

También se puede encontrar todo tipo de comida rápida que proviene de los Estados Unidos. El plato típico de este paies es el “Sunday Roast” el cual consta de un asado de varias carnes. Por otro lado el “English Breakfast” también es muy conocido.

Paisajes Naturales:

Si es cierto que esta nación no cuenta con montañas de mucha altura, ni volcanes, ni grandes tesoros naturales, pero Inglaterra esconde grandiosas  sorpresas que hacen la visita a esta parte de la  isla británica en un recorrido de impresionantes paisajes.

Inglaterra, por lo general es un país frio, pero en ningún momento es el más frio de Europa, es más, para el mes de Enero donde es invierno, pudiesen haber días sin nubes y  con el sol a su máximo esplendor, de esta manera puedes apreciar los verdes y maravillosos paisajes en las montañas de esta nación. Estos paisajes son bastante conocidos, y si en algún momento visitas Inglaterra deberías informarte como pueden ser visitados.

Lugares que no puedes dejar de lado cuando visitas Londres:

Aproximadamente, hay al menos 10 cosas en London las cuales debes visitar (lo más seguro es que hayas oído hablar de ellas así sea una vez en tu vida), las cuales son: El Big Ben (la típica y clásica torre del reloj, en la que sus campanas suenan cada cuatro horas),  el Tower Bridge ( un puente colgante que pasa sobre el río Támesis), el London Eye (un gran mirador que se encuentra abierto al público en general), la Abadía (iglesia mística en la que se han celebrado actos importantes).

También puedes conocer las famosas cabinas telefónicas, que aunque no son cosa de otro mundo, son un símbolo londinense que le ha dado la vuelta al mundo y han salido desde películas hasta revistas y periódicos. Una más de la razones para visitar este hermoso país.

Creo que ya te hemos proporcionado la información suficiente como para que al menos consideres un viaje hasta esta hermosa nación, queda claro que será una completa aventura, con innumerables cosas por hacer, no te quedaras aburrido en ningún momento. Toma en cuenta los lugares que te hemos mencionado, pues son las atracciones principales de la capital, lógicamente, habrá una que otra zona turística que hemos dejado escapar.